En cuatro pasos:

1- Solicitud de datos y aceptación del presupuesto IEE.
2- Visitas de inspección técnica al edificio por personal cualificado de INGESA.
3- Redacción del informe IEE y dictamen del IEE.
4- Pago del coste por parte del cliente y entrega del informe IEE.

En caso de que se detecten deficiencias en el inmueble, se indican las actuaciones necesarias que se han de llevar a cabo para subsanarlas, y se establece un calendario para las actuaciones exigidas o recomendadas.